Cargando...
  1. #StandUP
  2. Publicado: Martes 01/03/2016

Federico Cyrulnik: humor StandUp y 2.0

Hacer reír no es para cualquiera y aunque parezca algo espontáneo detrás hay un gran trabajo. Eso parece entenderlo a la perfección Federico Cyrulnik quien nos deja en claro que la clave del humor es elaborar a la perfección sus monólogos.

Federico Cyrulnik: humor StandUp y 2.0
Entre sus inicios, su carrera comenzó con éxito tras ganar el Comic Show en el año 2012, emitido por Canal 13 y "Comedy Central", que reúne a humoristas de Latinoamérica. Hoy recorre teatros y bares haciendo reír a la gente con su show de Stand Up, que presta total atención a la construcción de los mismos para que sus chisten funcionen. Además es dueño de redes sociales de envidiables cantidad de seguidores, gracias a su contenido de impronta humorística. En definitiva, Federico Cyrulnik trabaja haciendo lo que mejor sabe hacer: lograr quitar sonrisas de su espectáculo… y también emoticones en el mundo digital.

Te describen como actor, comediante e improvisador ¿En porcentaje incoporás o utilizás arriba del escenario?
Creo que estoy en un 50% comediante, 40% actor y 10% improvisador. Me gusta improvisar pero trato de darle lugar al material que preparo con mucho tiempo y que lleva mucho trabajo, por algo fusiona tan bien. Obviamente cuando hago el monologo incorporo frescura e improvisación, pero el material es lo más importante, sin esto no va a funcionar el espectáculo ¡si salgo y no tengo ningún chiste no va a pasar nada!
En la comedia lo más importante es la construcción del chiste, después lo que el actor hace puede ser un plus, a mí por lo menos me gusta meter personajes o llevarlos a ciertas actitudes dentro de los monólogos, es ahí donde aparece el actor. La improvisación es la que maneja las variedades del día: la cantidad de gente, el lugar, la ciudad, etc.

¿Cómo ves el boom de los últimos años del Stand Up?
Está buenísimo, creo que vino a ocupar un lugar que faltaba por algo hay un boom. Hay una necesidad de salir a divertirse y no hay opciones, solo podés ir a ver una obra de teatro, pero ir a ver una comedia liviana o simple no hay ¡a lo sumo tenés que ver una película una vez por año de Ben Stiller!
No hay forma de conseguir reírte semanalmente con nada que no sea el Stand Up. También me parece que este tipo de espectáculos es cómodo porque incluye lugares donde podés tomar algo, comer algo y se trasforma es una salida doble. Además hay menos bandas que antes, por lo menos es lo que yo hacía, me parece que ahora los grupos de bandas de amigos se trasformaron en Stand Up.

¿Qué cosas tenés en cuenta a la hora de escribir tus monólogos?
Las ideas salen de cualquier lado, pueden salir de la calle, charlando con amigos, pensado, caminando, etc. Cuando se considera que estoy escribiendo, estoy un par de semanas muy atento a todo lo que se me ocurra y lo voy anotando, por ejemplo el hecho de sacar el martillo de emergencias, ya me di cuenta que todos los días lo miro y pienso ¿por qué no hablé de esto nunca? Después cuando tenga los tildes de títulos, me siento a desarrollarlos, pero no me siento en la computadora con la mente en blanco sino con los impulsos que hayan salido en algún momento, ahí me siento a ver como hago el chiste.

¿Considerás que el hecho de haber ganado el Comic Show en el año 2012, emitido por Canal 13, marcó un antes y un después en tu carrera o se lo atribuís a "Comedy Central", que suele reunir a los mejores humoristas de Latinoamérica?
En realidad en ese momento no era tan buen comediante como creo que soy ahora, de hecho esas cosas hacen que hoy sea bueno; tener la oportunidad de haber participado en el Comic Show es aprendizaje, más allá haberlo ganado, porque pudo no haber pasado. Hay comediantes que ya no quieren ir a concursos, porque ya no tienen ganas pero cuando estaban empezando era una oportunidad para mostrarse y se empieza a hablar de vos, dicen “mira este chico que empezó hace un año y ya ganó un premio”. Lo que tiene esta carrera es que si no sos graciosos no te va a ir bien, sino hacés reír no van a ver tu espectáculo sobre todo si crecés siendo Standapero. Diferente es que algún famoso se ponga a hacer Stand Up de la nada, al principio va a tener gente y después cada vez menos. Nosotros que empezamos como comediantes, empezamos haciendo carrera con buenos monólogos, de lo contrario el mismo medio te tira para abajo y la misma gente no te va a ver. Es muy difícil llegar, por eso hay respeto para los que llegan a donde llegan, habiendo hecho reír dos veces por semana en un bar o haciendo viajes, gente que construyó de abajo y que hoy llena teatro de 300 personas, porque la peleó en todos lados.

El Stand Up es un texto perfecto: la cantidad de palabras justas, el tono justo, los gestos justos, mientras más exacto sea todo el monologo más genial será, pero cuesta construirlo.
Una de las cuestiones más difíciles de hacer Stand Up debe ser prevenir las “no” risas ¿Cuáles son tus recursos para no generar un momento incomodo?
Trabajando mucho y evitando improvisar demasiado, y eso que me gusta pero soy improvisador de otro estilo de teatro que no es la comedia, que no tiene nada que ver.  La improvisación para mí es un 10% y es según la empatía que vos tengas en ese momento o según el nivel de energía que haya. Por ejemplo, si vas a un teatro de 500 no podés manejarte como si fuera un bar de 15 personas sentadas en este caso a mí me gusta hablar con la gente al principio, en un teatro se siente como que estás en un cine y prefieren verte así, en un bar hay otra intimidad.



Humor digital

¿Quién podría pensar hace unos años que las redes sociales se trasformarían en un arma de trabajo? Creemos que casi nadie, pero en la actualidad lo que parece un esparcimiento para muchos resulta ser un plus para darse a conocer. Por eso Federico, no solo tiene seguidores en cantidad sino que también crea material exclusivo para que su humor se difunda también en la Web.

¿Qué importancia le das a las redes sociales? ¿Terminan siendo una herramienta para potenciar tus show?
Sí se transformaron en eso, sobre todo en el último año, porque había redes sociales pero era muy difícil conseguir seguidores. Twitter es una red que tiene sus particularidades, es dura, hay quienes tienen pocos seguidores y twittea bien, es difícil de fortalecerlo, y al tener tantos usuarios se hace muy competitivo y es muy difícil entretener. En general la gente sigue mucha gente y es imposible leer todo el tiempo Twitter, entonces es muy poco probable que te enganchen. Lo que tiene Instagram, es que cambió la carrera de varios y me incluyo, es menos competitiva y hay menos gente para seguir; es casi como tener cable vos tenés 700 canales y hay de chistes, animales, historia, vos seguís lo que te interesa y transformas esa red en un cable tuneado. Al hacer contenido de 15 segundos  es menos probable que uno la pifie, antes para pegarla tenías YouTube y había que hacer un monólogo de por lo menos 20 minutos y es un difícil mantener la atención por Internet.
Por eso en Instagram la pega mucha gente porque es poco el tiempo, podés tener una identidad, mostrar algo claro, podés tener miles de seguidores porque es muy simple, después si se hacen fanáticos es otro tema.
Hay una familia de EE. UU. que se llama Eh Bee Family, son dos padres con dos nenes que están locos completamente ¡la nena se parece a Morticia Adam y quiere matar a todos! Después está BatDad, un tipo con la máscara de Batman que molesta a la mujer y a los hijos, es muy gracioso y tiene casi un millón de seguidores.

¿Cómo manejás la redes, tenés cosas preparadas?
Improviso poco, en Instagram preparo los videos, los pienso bastante, vengo haciendo videos hace dos meses ya metí 500. Todo el tiempo estoy pensando qué hacer para mantener fresca la cuenta tratando de no repetir demasiado. Lo que hago también es usar las otras redes sociales para contenido, tiro más ideas y si alguna funciona armo un video. Snapchat está bueno porque es una red nueva y es mucho más relajada que Twitter donde si no tirás algo divertido nadie hace RT o en Instagram donde nadie te va a linkear, pero en esta nueva es más un backstage y al mismo tiempo podés tirar algunas cosas interesantes y como se va borrando es más liviana, me divierte mucho porque no tengo que pensar nada.

¿Cómo ves el hecho de que los Stand UP se reproduzcan por la red? ¿Es un desafío para crear nuevas, lo ves negativo o es una oportunidad para divulgar lo que hacés?
Es una oportunidad para divulgar excepto que subas el show entero, si la gente sube diez minutos no representa tu monologo de una hora, es como una muestra gratis. Incluso cuando te van a ver pocos te dicen “son los mismos chistes que Youtube, me aburrí” mucha gente se divierte con ver el mismo chiste tirado en vivo, porque lo hacés diferente y con otra energía, uno tiene otra onda, muchos te dicen “este chiste ya lo vi pero para hacerse la canchera no porque no le haya gustado”. Incluso pasa con la música, escuchás un CD pero la banda en vivo es otra cosa.
Los que te ven en Youtube y te van a ver en vivo, evidentemente tuvieron una curiosidad, además te agradecen ver el mismo chiste ¡hasta a mí me causan gracia los mismos chistes que me gustan! o querés volver a ver una película que te gustó mil veces o los capítulos de Los Simpsons. Un monologo de Stand Up, es un poco y un poco, deja de dar sorpresa pero tenés dos o tres veces hasta que no querés escuchar más el chiste, por eso hay que construir un muy buen material, tan bueno para que la gente lo pueda recomendar y verte una vez más.

Ping Pong

  • ¿Actor comediante o improvisador? Comediante
  • ¿Apellido conocido o desconocido? Conocido
  • Para que conozcan tu trabajo ¿redes sociales o boca en boca? Redes sociales
  • ¿Un escenario ideal? La Bombonera

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...