Cargando...
  1. #Cuerpo y Salud
  2. Publicado: Miércoles 02/12/2015

¡9 ejercicios para pies cansados!

Devolvé la fuerza y flexibilidad a tus pies cansados con la rutina que te ofrecemos a continuación. Una vez más, la firma Amopé cuida la salud y belleza de nuestro cuerpo.

¡9 ejercicios para pies cansados!
Cuantas veces llegamos después de una larga jornada laboral con un dolor localizado en los pies o cuantas otras la rutina parece localizarse directamente en esa zona. No te preocupes hay mucho por hacer, solo tienes que encontrar un momento para vos donde reine la tranquilidad y seguir estos consejos:

1.Comienza por pararte derecho y balancea tu peso. Cambia el peso de tu cuerpo hacia los talones, y luego hacia los dedos. Fortifícalos y repite esto diez veces.
Este ejercicio es bueno para fortificar todo tipo de músculo en general, pero también ayuda a aliviar los calambres en los dedos o en la planta de los pies.

2. Colocá un pie sobre una toalla en el piso. Tira de la toalla, haciendo que realice fricción con tus dedos. Repite este paso 5 veces y cambia de pie. Cuando tus pies se acostumbren a este ejercicio, puedes aumentar el esfuerzo al colocar un libro u objeto de peso similar sobre la toalla.

3. Siéntate sobre una silla o banco y usa la suela de tu pie para frotar las espinillas de la pierna opuesta, comenzando desde la rodilla hacia el tobillo y viceversa. Repite este paso 20 veces. Ayuda a aliviar la tensión de la tibia y aumenta la flexibilidad del pie mientras realizas el masaje.

4. Pasa una pelota por debajo de tu pie por dos minutos. Estos masajes ayudan a aliviar cualquier dolor o calambre en el arco del pie.

5. Acuéstate en el suelo, descansa una pierna en una almohada a la altura de tu pantorrilla. Gira el pie diez veces según el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario. Repite este paso con el otro pie.

6. Comenzando desde la misma posición que el Paso 5, imagínate que tu pie es un bolígrafo y "escribe" números desde el 1 al 10. Intenta este paso con ambos pies.

7. Desde la posición inicial del ejercicio 5, sostén tu pie en posición vertical (dedos hacia arriba, talón hacia abajo). Flexiona el tobillo, apunta tus dedos hacia ti, luego repite el paso en dirección contraria. Repite esto 10 veces.

8. Coloca diez objetos pequeños (no filosos) en el suelo y un recipiente (las canicas son ideales, pero las monedas también funcionan bien). Toma cada objeto con los dedos del pie y luego viértelo en el recipiente. Para asegurarte de que usas todos tus dedos, puedes intentar esto también con un lápiz.

9. Termina el ejercicio al ponerte de pie y ve hacia arriba y hacia abajo con la punta de los pies (con los dos pies juntos) y repite esto diez veces.

¿Mejor? Recuerda realizarlos periódicamente para encontrar el equilibro necesario para tus pies. Mejorar tu belleza también enriquece tu salud.

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...