Cargando...
  1. #Actualidad
  2. Publicado: Martes 03/11/2015

Soledad Silva Fernández y su unipersonal

Es una actriz uruguaya, que desde muy pequeña eligió a nuestro país como su lugar en el mundo. Luego de hacer una gira por Uruguay, Chile, Perú, Bolivia y Argentina el viernes 6 de noviembre, a las 20,30 horas, estrenará su unipersonal “El arte del encuentro” en el Centro Cultural Borges. Con mucho talento interpreta a catorce personajes femeninos en una hora, sin abandonar el escenario.

Soledad Silva Fernández y su unipersonal
Ficha
El unipersonal “El arte del encuentro”, que protagoniza Soledad Silva Fernández, se estrena el viernes 6 de noviembre, a las 20,30 horas, en la sala III, en el tercer piso del Centro Cultural Recoleta, calle Viamonte 525, esquina San Martín, Capital Federal. Teléfono: 5555.5359. Entradas: a la venta en el teatro o por www.plateanet.com Funciones: los viernes 13, 20 y 27 de noviembre; 4 y 11 de diciembre.

Las mujeres o familias que buscan una obra teatral para entretenerse pero, que a la vez, les deje un mensaje, tienen que concurrir al Centro Cultural Borges y ver “El arte del encuentro”, un unipersonal escrito, dirigido y protagonizado por Soledad Silva Fernández.
Esta talentosa actriz uruguaya, radicada desde muy pequeña en la Argentina, tiene la virtud de interpretar a catorce personajes femeninos en una hora, sin abandonar el escenario. Entre sentimientos y planteos, monólogos y poesías, aparecen preguntas existenciales, como ¿para qué estamos aquí?, ¿cuál es el sentido de la vida?, ¿cómo se obtiene amor? y ¿qué depende de nosotros hacer? Se trata de un personaje atemporal, que se despide para regresar a su hogar. Durante sesenta minutos, ella nos muestra distintos seres que conoció en la tierra, varios que quieren irse de sí.
“En un collage de grandes autores iremos sorprendiéndonos y reencontrándonos con nosotros mismos”, afirma Soledad Silva Fernández, que supo escribir la obra en versión libre, inspirándose en textos de afamados autores como: Jorge Luis Borges, Bertold Brecht, Mario Benedetti, Juana de Ibarborou, Alejandra Pizarnik, Sam Sheppard, Tenesse Williams, Roberto Juarroz, Alejandro Casona, Silvio Rodríguez, Francisco Luis Bernardez, Agustín Cuzzani, Enrique Santos Discépolo, Richard Bach, Sor Juana Inés de la Cruz, Enrique Barrios y Gustavo Adolfo Bécquer.
Entre personaje y personaje, encarnados por Soledad, se escuchan sonidos armonizadores en vivo, propiciados por Cristian Lacroix, a través de cuencos tibetanos (artefactos con forma de tazón y sonido similar a una campana), centrando y transformando la energía de la sala teatral e invitando a los espectadores a un viaje único.


 
Soledad, ¿cuál es el mensaje que querés dar a la sociedad con “El arte del encuentro”?
Es difícil encerrar en pocas palabras el mensaje; ya que la búsqueda es la de mover ideas pero también sentimientos. Y si te cuento todo ¿me prometés que vas a ir igual? El arte del encuentro habla de aceptar lo que vamos encontrando; del desencuentro con los otros y lo que buscamos. Pero desde el estar alejados de nosotros mismos. Cuando nos damos cuenta para qué estamos acá, en la vida, que es lo que tiene sentido. Lo que nos hace felices. Todo empieza a acomodarse. La obra quiere recordarnos lo esencial...

¿Cuál es el secreto para interpretar a catorce mujeres en sesenta minutos?
El secreto para interpretar catorce mujeres en una hora es encontrarlas. Descubrirlas dentro. No podría dar lo que no tengo. Lo que no conozco. Por eso el desafío es sentir, estar presente; animarme a ser.

¿Las mujeres que irán a ver el unipersonal se sentirán identificadas?
¿Si las mujeres se sentirán identificadas? ¡Ojalá! Igual, siempre es más fácil pensar en quienes conocemos y reconocerlas enseguida. Pero lo que sí, te aseguro, es que se llevaran un par de preguntas. De emociones. De ganas. Espero que se conmuevan. Esa es la búsqueda.

¿Por qué elegiste a una veintena de autores consagrados tan diferentes para para escribir la obra?
Los autores son consagrados, porque han logrado decir, extractar, resumir, conmover e identificar al lector o espectador. Buenos textos atrapan apasionan, resuenan, encantan...

No es habitual que haya un músico en vivo mientras se desarrolla el unipersonal. ¿Por qué elegiste a los cuencos tibetanos?

Este músico en vivo es un lujo. Tiene su propia música y mística. Sabe de tiempos y silencios. Acompañará lo que esté sucediendo. Lo que haga falta. Planeamos que reciba al público. Es un lujo que invita a acercarse al presente. Dejando por un rato el teléfono. El stress cotidiano. Para en paz disfrutar un momento especial y para uno mismo.

Por último, tu maestro, el recordado Carlos Gandolfo, tiene mucho que ver de lo que sos arriba del escenario…
Carlos Gandolfo fue el mejor maestro para mí. Lo amo. Sus palabras fueron muy importantes y atraviesan el tiempo guiándome no solo en lo que hago sino en lo que me falta. Es un horizonte hacia el cual caminar...

Galería de imágenes

Soledad Silva Fernández y su unipersonal
Soledad Silva Fernández y su unipersonal
Soledad Silva Fernández y su unipersonal
Juan Ignacio Penlowsky

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...