Cargando...
  1. #Escapadas
  2. Publicado: Jueves 16/07/2015

¡11 consejos para encontrar aéreos baratos!

¿Cuáles son los mejores días de compra? ¿Comprar con anticipación? ¿Dónde comparo precios? Estas son algunas de las cuestiones reveladas, continúa leyendo y viajá sin la necesidad de pagar de más.

¡11 consejos para encontrar aéreos baratos!
Hay viajeros de todo tipo: aquellos que prefieren el asesoramiento de una agencia de turismo o que un agente de viajes les arme un paquete a medida, y otros más aventureros que se animan a buscar pasajes por sus propios medios para encontrar los precios más económicos posibles. Estos últimos incluso disfrutan el desafío que esta tarea implica, y procuran estar al tanto de todas las herramientas o trucos para facilitar el proceso de búsqueda. La curiosidad, la paciencia y la perseverancia son las principales aliadas del viajero independiente a la hora de emprender la cacería de vuelos baratos.
En el ámbito de los pasajes de avión circulan consejos de todo tipo para conseguir buenos precios. Lo cierto es que no hay verdades reveladas o reglas que aseguren en todos los casos el hallazgo de un vuelo económico.

Para empezar la averiguación y conseguir un buen precio, se recomienda:

1) Usar comparadores:
Un mismo vuelo puede valer diferente según la aerolínea y/o la agencia de viajes que lo ofrezca.
Por eso es esencial usar un comparador de precios como Turismocity, Farecompare, Momondo, o Kayak donde se puede cotejar rápidamente los precios de los distintos proveedores para un mismo destino y fecha de viaje. Esto permite ahorrar el tiempo que implicaría entrar por separado al sitio web de cada agencia de turismo. Además, sitios como Turismocity envían a los suscriptores de Argentina alertas con precios muy baratos de último momento, son cada vez más los que esperan a recibir este tipo de alertas para comprar un pasaje.

2) Se recomienda estar informado sobre los valores promedio de los pasajes:
Al momento de emprender la búsqueda, conviene primero hacer una evaluación de los precios para las distintas épocas del año, para poder tener expectativas realistas en cuanto a la posibilidad de encontrar ofertas. Esto se debe a que no se va a conseguir para julio o enero (plena temporada alta) el mismo precio que puede estar vigente para octubre. Luego de investigar, se puede reconocer fácilmente cuál es un buen precio para una determinada fecha y destino, y cuándo conviene seguir insistiendo con la búsqueda hasta encontrar opciones más baratas.

3) Ser flexible en fechas y destinos puede ayudar mucho a reducir los costos: A veces la diferencia de precio entre viajar un día o el siguiente puede ser de, literalmente, miles de pesos. Eso puede deberse a la demanda de pasajes que tengan las aerolíneas o agencias para determinada fecha, que quizás disminuye para el día previo o posterior al que se tenía pensado viajar. También suele ser más barato viajar a las capitales o a grandes ciudades y después tomar transporte terrestre o un aéreo interno de bajo costo.

4) Es muy útil suscribirse a los newsletters y activar las notificaciones de Facebook de las páginas que publican ofertas: Tanto las aerolíneas, como las agencias y los sitios comparadores de precios suelen compartir distinto tipo de promociones para volar barato, como por ejemplo ofertas relámpago o incluso publican si hay una sola fecha con precio económico, ya que a alguien siempre puede llegar a servirle.

5) Suele ser más económico sacar vuelo con escala(s): Si bien no siempre se cumple esta regla, muchas veces los precios de vuelos directos son más elevados que los vuelos con uno o dos escalas. De todos modos, esto queda a criterio del viajero, ya que a veces la diferencia de dinero no es tan grande y puede ser preferible pagar un poco más para ahorrar el tiempo y el cansancio que implica hacer una parada intermedia.

6) A veces se puede ahorrar sacando pasaje para otras ciudades o aeropuertos cercanos: Conviene averiguar qué aeropuertos están en los alrededores del destino elegido y también qué otras ciudades se encuentran cerca, ya que puede pasar que el precio del ticket aéreo varíe bastante entre un punto de llegada y otro. Por solo unos km. de diferencia, quizás se puede lograr un ahorro significativo.

7) No conviene esperar a último momento para comprar pasajes: Intentar conseguir pasajes baratos sobre la fecha del viaje no suele ser una opción viable. Por lo general, tres semanas antes del vuelo los precios comienzan a aumentar. Muchas personas que compran pasajes a último momento lo hacen por algún viaje obligatorio del trabajo o por algún imprevisto personal, con lo cual pagan el monto que sea necesario porque no pueden postergar el viaje. Ese es un factor por el que muchas veces las aerolíneas mantienen precios altos.

8) La anticipación es un factor relativo: Se supone que comprar los pasajes con dos meses de anticipación es ideal para conseguir buenos precios. Esta regla no siempre se cumple, ya que, por ejemplo, si se quiere sacar pasajes para temporada alta como enero, diciembre en época de fiestas o Semana Santa, conviene hacerlo con un poco más de anticipación. Como hay una demanda muy alta de pasajes para estas fechas, no suelen aparecer precios promocionales porque las aerolíneas saben que los vuelos van a ir llenos de todas formas y la gente está dispuesta a pagar precios elevados para viajar en estas épocas. Para otras fechas menos solicitadas puede ser que aparezcan promociones más cerca de la fecha de viaje, con lo cual conviene esperar un poco y no apresurarse a comprar pasajes con once o diez meses de anticipación, ya que en ese caso no necesariamente la anticipación es sinónimo de buen precio.

9) A veces es más barato comprar pasajes los días martes: Se dice que comprar pasajes los días viernes, sábado o domingo es caro ya que, por ser el momento de la semana en el que se suele dedicar más tiempo a la averiguación, las aerolíneas y agencias especulan con ello y suben sus precios. El mito dice que los lunes las aerolíneas lanzan promociones y que, si no logran vender tanto como esperaban, al día siguiente bajan los precios y, por eso, el martes sería el mejor día para comprar pasajes. Esto no necesariamente es de esta manera, ya que las ofertas de vuelos pueden aparecer en cualquier momento, pero con probar un martes para ver los precios... ¡no se pierde nada!

10) Pasar Nochebuena o Año Nuevo en el avión puede disminuir el costo:
La época de las fiestas de fin de año y el mes de enero son los momentos más caros del año para viajar. Muchas veces, los precios para volar el 24/12, el 31/12, e incluso el 01/01 pueden ser bastante más baratos que salir en fechas aledañas. Para quienes no tienen problema en sacrificar las reuniones familiares y pasar las fiestas en el avión o en un aeropuerto, esta puede ser una opción viable para ahorrar dinero en pasajes.

11) Hay que consultar las condiciones de modificación y cancelación antes de comprar: A veces, ver ofertas baratísimas para el destino deseado puede llevar a los usuarios a comprar pasajes con fechas que no son las que buscaban, con la intención de luego modificarlas según conveniencia. Esto implica abonar penalidades que, dependiendo de la compañía aérea, pueden hacer que el precio final termine siendo más elevado que si se hubiera comprado un pasaje a precio regular. Antes de comprar apresuradamente, conviene consultar con cada aerolínea las políticas de modificación y de cancelación.

 
Como se ve, las teorías sobre cómo conseguir pasajes a precios económicos son múltiples, pero no necesariamente infalibles. El mundo de los tickets aéreos es muy cambiante, así como también lo son sus valores, que pueden subir o bajar no de un día para el otro, sino de un minuto para el siguiente incluso. Lo importante es que cada uno encuentre el método de búsqueda que más cómodo y efectivo le resulte, para conseguir el principal objetivo: comprar pasajes aéreos baratos ¡y seguir viajando!

 
TURISMOCITY
www.turismocity.com

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...