Cargando...
  1. #Celebrities
  2. Publicado: Miércoles 24/06/2015

Sandro by Fernando Samartin

Las historias más lindas son aquellas donde lo soñado se convierte en realidad, incluso superando los límites de lo imaginado. Es esto lo que le pasó a Fernando Samartin el imitador de Sandro.

Sandro by Fernando Samartin
El éxito llegó tras realizar el espectáculo "Por Amor a Sandro, el musical de América" pero hasta entonces Fernando Samartin no sabía dónde lo llevaría su fanatismo. De todos modos su camino no fue fácil, imitar al gran ídolo querido por todos, podría traerle dolores de cabeza pero, por suerte, su talento hizo que se ganara el reconocimiento de todos. Repasamos sus comienzos como fanático, sus primeros pasos y su actual participación en el espectáculo “Fátima para todos”.

¿Cómo arrancaste con la imitación de Sandro?
En realidad soy artista plástico o ilustrador, eso fue lo que primero que fui desde chico, pero a raíz de Sandro vienen mis otras vocaciones la actuación y el canto. Lo descubro a los catorce cuando lo vi en la televisión y automáticamente dije “quiero hacer esto”. Había visto a The Beats entonces pensé que se podía hacer algo, pero en ese momento no estaban de moda las bandas tributo, ni los espectáculos homenajes. Ellos son legendarios, a aparte ¡ves a The Beatles! es lindo recordar a quienes no están porque no todos tuvieron la oportunidad de ver sus shows. De todos modos, Sandro estaba cantando en ese momento, te estoy hablando del año `98, estaba en su esplendor, ahí batió record con los Gran Rex con 56 en total, después hizo 2001 “El hombre de la rosa” y en 2004 “Profecía” que fue el último escenario que pisó.
Empecé jugando, mis amigos me decían que no podía cantar y realmente era desafinado. Pero insistí, tome clases y acá estoy ¡soy un libro de autoayuda viviente!
Siempre me gustó el teatro, el tema es que a los doce años me volví muy introspectivo, creo que fue porque en la escuela, en noveno hicieron una mezcla de alumnos y me sacaron de mi grupo. El dibujo fue una gran compañía, fue mi anti bullying y con él me podía comunicar con los demás. Con el tiempo aquellos compañeros me dicen “no podemos creer que seas vos el que está en la tele”.
Por otra parte, con el fallecimiento de Sandro, Osvaldo Bazán hizo una editorial en radio y me pareció maravilloso porque dijo: “fue un revolucionario del erotismo”, digamos no fue un revolucionario guerrillero o político y me pareció algo increíble.

¿Qué te acercó a Sandro?
El día que se coronó mi admiración fue en Parque Rivadavia cuando conseguí un VHS del Luna Park ¡mirá la antigüedad que estoy diciendo! En ese momento tenía un grupo de amigos que somos coleccionistas de comic y salíamos tipo ocho de la mañana de zona sur hasta allá ¡era una locura, mucho viaje! Llego a casa, lo pongo en la casetera y no puedo creer lo que estaba viendo, esa fue la culminación, verlo en vivo. Lo tengo que confesar, las películas no me gustan, porque en el escenario era él de verdad. Ojo con los film tuve el primer enganche como en “Operación Rosa Rosa” donde simula un mini recital que ¡está buenísimo! pero con el vivo fue un flechazo.
Tiempo después me encuentro con los mismos músicos con los que él estaba tocando en el Luna Park y hoy están tocando conmigo, soy un agradecido.
    

Llegar a la cúspide

Hasta aquí conocimos su vida como fanático pero en esta segunda parte nos relata lo que sucedió luego que su popularidad se incrementara con el show "Por Amor a Sandro, el musical de América" en 2011. Sin dudas una maniobra de muchos miedos pero con un resultado satisfactorio.

¿Cuándo hiciste el año pasado tu primer show recordaste los momentos en que Sandro te cautivó?
Ese día no, no te voy a mentir, estaba muy nervioso y había muchos invitados. Hay una película de Robin Williams donde a cada persona que muere se le saca un chip con una compilación de sus mejores recuerdos, yo tendría ese momento cuando encontré el video y cuando lo vi en un show en vivo por primera vez.

¿Cuál fue el momento en que culminó tu carrera?
La bisagra fue poder estar con los músicos en el año 2011 en el Teatro Coliseo. Pero también lo fue con el show “Por amor a Sandro” que me dio una gran popularidad y se estrenó en enero de 2012 en el teatro Broadway.  En ese entonces tenía mucho miedo, el representante de Sandro y quien ahora trabaja conmigo me dijo “las críticas son duras, acostúmbrate”. Además, de repente estaba en primera plana en Clarín, pasé de los bares de Avellaneda a estar en boca de todos. Recuerdo a Catalina Rubi diciendo: “se va a hacer el musical de Sandro ¿quién será el imitador? Y mirando desde mi casa digo “voy a ser yo”.

¿Cómo fue el primer encuentro con los músicos?
Estaba muy nervioso porque no conocía a nadie del elenco, eran veinte personas que se conocían entre todos y habían laburado mucho. Con el tiempo me confesaron “pensamos que iba a venir un friki con la camisa roja abierta, bajando del Torino” se sorprendieron porque además venía a aprender, tuve que hacer teatro con el que era el director para estar a la altura de los músicos.

Como parte del juego ¿te arrojan ropa interior?
Sí, es muy divertido. Es más, el show está dividido en dos partes, la primera lo interpreto de joven y la segunda lo personalizo en el último tiempo y en el medio queda un intervalo, porque a veces cuando vamos al interior somos pocos y no llego a cambiarme, entonces digo: “aguánteme, vayan a comprar algo para comer y déjenme el Facebook anotado” y todas gritan. Después me hablan y no me creen pero ¡no soy Elton John, puedo estar en mi casa contestándoles!

Actualmente estás participando en el espectáculo “Fátima para todos” ¿Cómo es trabajar con ella?
La admiro mucho, es una artista que hace todas las funciones iguales, más allá que algunas cosas tienen improvisación. Me muero de risa realmente, la admiro y aprendo mucho de ella, estamos de miércoles a domingo en el teatro Tabaris.  
Por otro lado, estuvimos dos veces con la banda en el programa de Susana y veo a Fátima protagonizándola y siento que es ella. El espectáculo es muy arriba, es todo el tiempo festivo y por ahí el momento emotivo es cuando ella hace de Evita, pero el momento intimo es cuando Sandro le canta a Susana. Allí encontrás otro registro de Fátima, es muy lindo. Soy un agradecido, hace mucho que no estaba en un elenco y lo necesitaba.


Galería de imágenes

Sandro by Fernando Samartin
Sandro by Fernando Samartin
Sandro by Fernando Samartin
Sandro by Fernando Samartin
Sandro by Fernando Samartin
Hernán Chiozza

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...