Cargando...
  1. #Cuerpo y Salud
  2. Publicado: Martes 19/05/2015

La importancia del desayuno

Aunque muchas veces se deje de lado, lo que ingerimos por la mañana, es importante saber que tiene una importancia significativa. Por eso, para comenzar el día, te brindamos alternativas para que elijas la mejor opción.

La importancia del desayuno
Los estudios han demostrado que las personas que no desayunan suelen tener más sobrepeso que aquellos que comen algo nutritivo por la mañana.
Esto se debe a que reduce el hambre durante el día, por lo que es más fácil evitar comer en exceso. Cuando se saltea sentirás ganas de comer luego.

Además, el ayuno prolongado, puede aumentar la respuesta del cuerpo a la insulina, provocando el almacenamiento de grasa y por ende el aumento de peso. De hecho, evitarlo aumenta el riesgo de obesidad.

Desayunar te lleva a tomar decisiones saludables todos los días, tener más energía, estar más activo y ayuda a la motivación para realizar actividad física. A la vez las personas que lo hacen regularmente tienden a comer una dieta saludable. Al no ingerir algo cuando despertás, podés sentir dolor de cabeza y falta de concentración

Cada vez más personas lo saltean, porque están tratando de ahorrar tiempo o reducir ingesta de calorías. Por eso es posible que necesiten organizar un plan de alimentación, especialmente si quieren controlar su peso y estar bien alimentados.

Elegir lo que te gusta

Teniendo en cuenta la importancia de esta comida, les aconsejamos algunas opciones de desayunos que describiremos a continuación. La elección claramente está vinculada con los gustos y preferencias.

En primer lugar, debemos incorporar una infusión sola o con leche acompañada de una de las duplas siguientes:

  • Una taza de leche descremada con tres cucharadas de copos de cereal sin azúcar o avena y una fruta.
  • Dos fetas de queso de maquina descremado y dos fetas de jamón cocido, pastrón, lomito o pavita.
  • Licuado de fruta (una taza de leche y una fruta).
  • Un yogurt descremado y una banana.
  • Una manzana asada con una cucharada sopera de queso untable descremado.
  • Cuatro fetas de queso de maquina descremado.
  • Ensalada de frutas con una cucharada de queso untable.

Por último, es conveniente evitar las harinas refinadas como galletitas, panes, barritas de cereal y productos de panadería.

Lic. Liliana Grimberg

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...