Cargando...
  1. #Arte y Cultura
  2. Publicado: Viernes 19/12/2014

Reconstruir la vida en el arte

La historia de Nestor NIS, un artista plástico que dejó su profesión para volver a sus raíces

Reconstruir la vida en el arte
Anécdota I
También incursioné en la escultura y las pocas que hice ya no están conmigo. La única que tengo es una cabeza que realice para explicarles a mis alumnos como ver el volumen. Esto me hizo acordar de una anécdota.
Me visitaron alumnitos de un jardín de infantes, y cuando estaba mostrándoles mis trabajos, una maestra integradora le contaba a un niño lo que estaba mostrando. Le pregunto y me comenta que era no-vidente. Como iba  a conocer mis trabajos, rápidamente saque la escultura que tengo  en una protección de vidrio. El niño la tomo y me empezó a describir los labios, los cachetes, como eran las orejas y empezó a reír cuando me dijo que era pelado. Desde allí, algo cambio en mí. ¡No podía dejar de pensar ¿cómo haría en el momento en que les enseño a pintar una flor? Mostrándole el movimiento que tenía que hacer, luego cargándole el acrílico en sus dedos y teniendo como referencia mi dedo para el punto de inicio ¡Realizó la flor igual que la que hicieron sus compañeritos! Si alguien puede ponerle valor a eso. ¡Qué me lo haga saber!!!

Nació en 1957 en el Barrio Gral. Paz  en Córdoba capital y decidió ser arquitecto, carrera que curso en la  Facultad de Arquitectura y Urbanismo, de la Universidad Nacional de Córdoba.
Desde muy temprana edad mostro su inclinación por el dibujo, la pintura y la escultura, aunque no tomo clases con ningún maestro. Estas disciplinas solo las desarrollaba como pasatiempos, mientras se dedicaba a otras tareas relacionadas con la arquitectura.
Desde hace pocos años se dedica tiempo completo al dibujo, la pintura y la escultura. Sus producciones en grafito son las más antiguas, mostrando inclinación hacia los rostros y la figura humana. Más cercanos en el tiempo son sus trabajos en acrílico, óleo y técnicas mixtas.

¿Cuándo decidiste dedicarte a la pintura? Y ¿por qué un cambio tan radical?
Con respecto a estas preguntas … el por qué, decidió el cuándo! Me explico: como ya dije mi vida se desarrollaba en la construcción de viviendas, locales, etc. con gente a cargo ,viajando al interior, supervisando las obras , o sea ocupándome de todo lo  que tenía que hacer en mi empresa constructora.  Pero mi forma de ser, mi compromiso y la forma de tomarme las cosas, me tenian preparada una sorpresa  “El stress  había llegado y me regalo dos stent y una sugerencia: Debe CAMBIAR  DE VIDA”, me dijo la doctora. Creí que era una broma, pero no tomé conciencia hasta estar en terapia intensiva. Pasaron tres meses, las obras que tenía que supervisar se terminaron.  Tenía que luchar contra mi  ansiedad, el estar “encerrado” en casa, y el no tener nada que hacer. Mi esposa Susana (medica) y mis hijos Gisela, Gimena y Facundo me dijeron porque no  comenzaba de nuevo con mis dibujos para sentirme útil y distraerme un rato.  Lo curioso fue que los amigos que venían a visitarme, al ver mis trabajos preguntaban quien los había hecho y  empezaron a decirme que tenía que mostrarlos, que debían salir de mi hogar.
Una vez, leyendo  encontré una frase “A VECES ERES LO QUE ERES POR CASUALIDAD “además de ser el manifiesto de mi segunda muestra, me hizo ver el arte de otra forma. Desde ese día no pare de dibujar y pintar. Comencé a dar clases de dibujo y pintura (comparto lo que se)  y el espacio donde tenía mi empresa lo transforme en galería de arte y taller. Allí  tengo muestra permanente de mis trabajos y está abierta para todos lo que quieran mostrar sus obras en Córdoba. Se llama Espacio La Gioconda. Fue en el año 2010 que empecé a dibujar para descargar la ansiedad y el 24 de junio de 2011, inauguré mi espacio de arte con mi primera muestra y desde ahí no pare más!!

Algo que me llamó la atención en tus pinturas es que todas tienen tus ojos, o mejor dicho tu mirada. ¿Lo notaste?
No sos la única que me hizo esa observación, y por más que lo intento no puedo responder… no los veo como míos, será trabajo de un psicólogo, (bromea nuevamente).
                                            
Los niños que pintás en general perteneces a un nivel social de bajos recursos ¿Por qué? ¿Tenés un compromiso social?
El compromiso existe, trabajo con una ONG en una villa en Barranca Yaco que queda en el ingreso a Córdoba por ruta 19. Allí realicé la construcción de un espacio y estuve dando clases de dibujo y pintura a los niños y adolescentes, además de un  taller de cerámica en frio a mujeres.

¿Qué te motiva a pintar esos niños tan expresivos?
Para responder a esto, en una muestra que presenté ,agregué un escrito, mío, que decía :
Algunos ven imágenes,
Otros recuerdos
Otros emociones y sentimientos…
Rostros…
Cada uno con identidad particular…
Otros lo que imaginan…
Y otros lo que se nos escapa…
Todos…pero todos se asoman
Por la ventana del alma…
Que son los ojos….
La muestra se llamaba ”buscando colores”, y había muchas imágenes de la villa… Y el reto era buscar colores allí donde todos vemos grises.

¿Qué sentiste al vender tu primer obra?
Por supuesto una gran alegría al ver que lo que hacía había llegado a gustar a alguien. Fue en la primera muestra que coincidía con la inauguración de Espacio La Gioconda, mi taller.
Sucedió algo que después me daba vergüenza contarlo. Al concluir la inauguración, muchos me preguntaban cómo me había ido. Yo lo había disfrutado, asistieron más de 100 personas, recibí elogios etc…pero la pregunta iba a como me había ido en la venta ¿Cuál fue mi respuesta? Que estaba un poco desilusionado, SOLO  había vendido 6 cuadros! Y en mi primera muestra (¿?) Notaba que algunos artistas amigos me miraban raro, me di cuenta y les pregunte,  evidentemente creía que el artista tenía que vender todo en la muestra; por supuesto me pusieron los pies en la tierra en un segundo. Nunca más comento nada (vuelve a reir a carcajadas)
Anécdota 2
Una tarde, en otro jardín de infantes, cuando les enseñaba  a dibujar figuras simples para crear rostros, un niño no me daba bolilla estaba en su mundo y no se acercaba, pregunto como se llama y la maestra me dice el nombre pero me aclara que no le de importancia, que no me hiciera problema, explicaba y mientras los chicos seguían atentamente el niño ni siquiera prestaba  atención. Pero note que de reojo observaba el paso a paso que estaba haciendo, cuando llegó el momento de  realizar el trabajo cada uno en su lugar, el niño se adelanta se pone a dibujar y hace lo que había pedido. Hasta allí no era nada raro, pero quede sorprendido cuando la maestra me explica llorando lo que había logrado. Desconcertado pregunté ¿que hice? Y me dice que el niño tiene una especie de autismo y lograste que hiciera algo! Hasta el día de hoy, dudo de lo que hice y si no exagero la maestra, pero lo que sentí en ese momento puso en claro en mí por qué estoy haciendo esto.

¿Qué sentís cuando pintas?
La pintura me hizo encontrar algo adentro mío, que no sabía que tenía y me provoca todos los días a bucear, a buscar.  Muchas veces no sale, pero cuando hago algo, siento una enorme felicidad aunque no puedo explicar cómo llego a hacerlo o como lo aprendí.
Y cada vez que vendo un trabajo lo enmarco, lo llevo y lo ubico en su lugar definitivo y veo que sea el correcto.  Hasta te diría que siento algo al dejarlo.
 
¿Y ahora?  ¿Vivís del taller, de las clases y de las exposiciones?
Digamos que es sustentable y todos los días agrego algo más. No es lo mismo que construir casas, en cuanto a dinero, pero lo que me da el arte es que se ganan otras cosas. Lo que estoy seguro es que no lo dejo más!

¿No sentís nostalgia por la arquitectura?
De vez en cuando, en algo me engancho, pero no con la fuerza de antes.

¿Aplicás tus conocimientos de arquitectura para la pintura?
No me había dado cuenta, hasta que unos críticos elogiaron mi capacidad  para la perspectiva.  Recuerdo que en la facultad era una de las materias que más fácil me resultaba y que utilizaba mucho para la venta: un par de croquis y listo.
 
Cuando ejercías como arquitecto ¿Nunca sentiste la necesidad de pintar? ¿O de incorporar el arte en alguno de tus proyectos?  
Te miento si alguna vez pensé en el  arte como parte de mi vida.

¿Cuál es tu mayor anhelo o tus expectativas con respecto a tu actividad?
Seguir haciéndolo, poder compartirlo, contagiar a todo el que se me acerca.
Actualmente mi vida se reparte entre molestar más tiempo a mi familia (verdadero apoyo y sostén para lograr lo poco o mucho que emprenda) y mis proyectos.  Soy consciente que sin la contención que me brinda la familia sería imposible llevar adelante mis planes entre los que tengo uno para los jardines de infantes (enseñar a dibujar a los niños, brindarles una herramienta más a las maestras, incluido pintada de murales con los padres). Otro es el de tener alumnos de distintas edades en el taller, realizar muestras de mis obras no solo en mi espacio, sino en distintos lugares en Córdoba, interior y también en Buenos Aires.


www.nestornis.pagina.gr
seguir en facebook : NESTOR NIS
seguir en twitter: NESTOR NIS

Galería de imágenes

Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Reconstruir la vida en el arte
Cecilia Tvrdoñ

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...