Cargando...
  1. #Celebrities
  2. Publicado: Jueves 13/11/2014

José María MUSCARI

Bienvenidos al Mundo Muscari. Un mundo pensado y actuado, en busca de la felicidad continua.

El secreto de la vida de José María Muscari
Wikipedia lo define como actor, dramaturgo y director. Por favor… Aclárenos ¿Who is José María Muscari?
Soy un creador múltiple. Hay veces en que actúo, otras dirijo y otras escribo. Soy una persona que busca la “felicidad continua”. El trabajo es uno de los pilares importantes de mi vida. Pero existen otros como el amor, la familia, el cuidado físico, las amistades y el ocio. De alguna manera, soy un compendio que busca amalgamar todas estas cosas para lograr una vida plena.

Está por la tercera temporada en el canal Ciudad Abierta de “Muy Muscari”. ¿Qué es ser muy Muscari? ¿Qué cosas son muy Muscari?
Hacer lo que se me antoja sin importar mucho lo que diga o piense el otro, es “Muy Muscari”. Es Muy Muscari “aparear” cosas que al principio no son asociables. De eso se trata el programa: juntar dos personalidades opuestas. Eso es lo que vengo haciendo en el teatro desde hace mucho tiempo. Creo que la mezcla ecléctica que hago en mis elencos es “Muy Muscari”. Esa falta de prejuicio para alquimizar diferentes nombres y carreras, es Muy Muscari.

En su programa conviven dos personajes antagónicos. ¿A quién debería invitar la producción si Usted fuera como invitado?
Yo pondría alguien muy formal. Se me ocurre una María Laura Santillán. Es una periodista muy prolija y dentro de un sistema muy ajeno al cual yo me desempeño. La veo muy diferente a mí, con todo lo bueno y lo malo que tiene serlo.

Dirige “La Casa de Bernarda Alba” y actúa en “Los locos Grimaldi”. Estrenó hace no mucho “El secreto de la vida” y va a actuar en “Leonas”. ¿Usted tiene adicción por los antagonismos?

Para dirigir o para seleccionar un proyecto en donde voy a poner mi firma y mi sello, mi elección no pasa por la diversión. Tiene que ver con mi deseo por contar determinadas historias. En cambio, para subirme al escenario en un espectáculo que no lleva mi firma, como es el caso de “Los locos Grimaldi” o como va a ser “Leonas”, lo que más me seduce es la posibilidad de divertirme.  Entretenerme yo y entretener al otro. Son espectáculos que apuntan más a lo popular, y no tienen ningún prejuicio de ocupar ese lugar dentro del mundo del espectáculo, y específicamente en el rubro entretenimiento. En ese rol, soy un descubrimiento de Nazarena. Me encanta el antagonismo.

Hoy es la noche de fin de año ¿Qué balance le deja el 2014?
Lo veo movilizante. Esencialmente por la pérdida de personas muy cercanas, como la de Norma Pons, que además de ser una amiga, era la protagonista de una de mis obras, “La casa de Bernarda Alba”. Su ausencia fue muy movilizante, e inesperada, porque fue en un momento de pleno éxito, con el teatro a full y empezando su participación en ShowMatch. Y por otro lado, la desaparición del esposo de Nazarena (Fabián Rodríguez) de quien era amigo personal, y en los últimos dos años habíamos logrado una relación muy continua. Ambos casos me hicieron sentir la muerte como muy cerca. Independientemente de ello, el balance es muy positivo porque me va muy bien en todos los aspectos: el trabajo, la familia y lo emocional. Pero la palabra que más lo define es “movilizante”.

¿Tiene claro hacia dónde va? Pinte el escenario que le gustaría ver en el 2026 cuando cumpla 50 años.
Nunca pienso a tan largo plazo. Pero al efecto de cumplir con la consigna, me veo con los deseos de paternidad ya concretados. Con una vida más tranquila, no porque la que tenga hoy no sea así, sino porque la que vivo hoy es muy atareada. Quisiera cosechar los frutos de tanto trabajo y esfuerzo. Me imagino más pausado para elegir los proyectos en los que participar. Soy selectivo pero hoy peco de superponer muchas cosas. Voy a estar más aplacado.

Lo hemos visto muy cercano al Titi y a Rocco. Ha confesado en todos los medios que quiere adoptar una nena y un nene ¿Qué le brindan los niños?
Mi conexión con los chicos tiene que ver con el deseo de ser padre. Uno después lo sublima con un sobrino, con Rocco. No responde a algo específico, tiene que ver con querer ser padre. Creo mucho en la ley del amor, más que en la ley de la sangre. No tengo ningún tipo de rollo con la adopción. Todo lo contrario, es el formato que más me cierra. Me surge la contradicción de pensar si es algo para hacer en pareja o hacerlo solo. Hoy es un proyecto que fantaseo en soledad. Aunque cuando me enamore va a ser un proyecto de dos.

Defina la palabra “sincronicidad”.

Creo mucho en la sincronicidad. Tiene que ver con la alineación de algunas energías y deseos. Cuando uno desea con mucha intensidad, las energías se organizan en función a ese deseo y se produce la sincronicidad. Por ejemplo, yo tuve muchas ganas de actuar en el verano y de repente me llaman de una obra y me ofrecen actuar. Esa sincronicidad la produje yo a través de mi gran anhelo.

Tiene la fama (y le gusta el mote) de “creativo”. Al momento de una entrevista / una declaración, ¿está todo el tiempo procesando sus respuestas para parecer creativo? Cuando redacta un twitt, ¿escribe lo que piensa? o ¿piensa lo que va a escribir?
Nunca pienso en mostrar nada que no soy. Yo siento que voy surfeando la vida. Me suceden cosas y respondo siempre con esa libertad de lo que pienso. No pienso en lo que va a generar mi respuesta, ni cómo voy a quedar, ni qué van a pensar otros sobre mí. No me importa lo que el otro piense de mí, y no lo digo por ser un superado, sino porque no me gusta tener una vida condicionada por la mirada del otro. Solo me condiciona mi propia mirada, mis deseos. Mi vida la va guiando las cosas que me producen determinada satisfacción ya sea en lo laboral, personal y humano.

Diez años de terapia. ¿Por qué sigue yendo? ¿No siente que ya está?
Hago terapia para estar conectado con uno, y poder escucharme. Pasa que fueron diez años con interrupciones en el medio. Primero estuve con una terapeuta tres años, luego dejé. Volví con otra, estuve cuatro años y dejé. Ahora retomé hace dos meses, luego de un año y medio de no ir. No es un proceso eterno de terapia. Hay momentos en que no siento ir. Tengo una relación muy libre. Cuando yo siento que no tengo que ir, dejo, aunque el psicólogo me diga que tengo que seguir.  

“Estelita” (Jey Mamón) y “Muy Muscari” logran de sus invitados confesiones muy audaces. ¿Por qué cree que esos formatos desinhiben a los personajes?
Lo que hace Jey es desde un personaje. Él busca confesiones muy explosivas. Los que vamos a sus entrevistas sabemos que el contexto te lleva a tirar siempre alguna bomba. En mi caso, “Muy Muscari” pasa por otro lugar. Es un programa de entrevistas que genera un clima muy diferente. Y es el clima el que los lleva a contar cosas, que en otro contexto no lo harían. Al estar en un canal como Ciudad Abierta, no te persigue el rollo del rating ni del titular. Entonces hago el programa que me gusta ver a mí. Y desde el relax con el que lo hago, consigo cosas de los invitados que terminan siendo muy interesantes.

¿Le gusta la tele que vemos?
No me siento un conocedor de la televisión. Siento que recién estoy dando mis primeros pasos, a diferencia del teatro, donde lo transito desde hace 20 años. Tal vez si tendría permitido una opinión en este medio. Pero en cuanto a la televisión, los argentinos tenemos lo que nos merecemos. Si la tele es lo mediocre que todos piensan, será porque los argentinos somos mediocres. Todo lo que pasa en un país tiene que ver el nivel de sus ciudadanos, desde las leyes, lo que sucede en las calles. La televisión es un extracto más de eso.
 
¿Es Tinelli lo que todos dicen que es?
Es un gran talentoso. Es de los pocos, por no decir el único de los conductores, que tiene el ego muy bien colocado, porque sabe que el negocio es el otro, y no él mismo. En la televisión casi nadie lo tiene claro. Las grandes figuras tienen el ego muy deschavetado. Tinelli es el mejor en ofrendarle un espacio al otro. Su gran éxito durante 20 años es que él se queda callado poniéndole el micrófono al otro, sea Tito que no habla, o Hernán Piquín, un talentoso de la danza. Tinelli no tiene prejuicio de juntar talentosos como Piquín, Fidalgo, Godoy, con mediáticos como la negra Rosmery. Esa falta de prejuicio lo vuelve muy inteligente. Nadie puede pensar en Tinelli sin reconocerle la capacidad de haber estado en el medio durante 20 años y ser líder. Él piensa el entretenimiento de una manera, y no cambió para ser más o menos cool. Se estilizó un montón, su producción creció mucho, pero sigue haciendo desde hace 20 años humor popular.

¿Qué son Twitter y Facebook?
Facebook es un reality de tu vida hecho con fotos y Twitter es una construcción conceptual de vos mismo para engañar a los demás.

Repechaje: En 10´sin repetir y sin soplar, nómbreme gente popular con singularidad… Ya:
Alejandro Urdapilleta, Betiana Blum, Mercedes Morán, Jorge Lanatta, Marcelo Tinelli, Moria Casán. A mí me falta un montón para estar en ese listado.

¿Cuál es el secreto de su vida?
Amar lo incompleto y entender que nadie es de nadie.


Galería de imágenes

José María MUSCARI
José María MUSCARI
José María MUSCARI
José María MUSCARI
José María MUSCARI

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...