Cargando...
  1. #Leadership
  2. Publicado: Lunes 04/08/2014

Entrenando a nuestro dragón interior

No soy de escribir, y no sé si esto lo leerá alguien, pero con que lo lea una sola persona y pueda sentirse identificado ya bastará.

Entrenando a nuestro dragón interior
Hace unos días tuve la oportunidad de ver junto a mis hijos la película “como entrenar a tu dragón 2” y la verdad que me lleve una muy grata sorpresa al ver como una película para niños puede mostrar una luz de esperanza en este mundo que a veces creemos que esta perdido. Si no tuvieron oportunidad de verla, no se preocupen que no les voy a contar la trama sino algunas situaciones y valores que me gustaría destacar.

SIEMPRE ADELANTE.
Tomando como referencia la película que antecede a esta, en donde el protagonista Hipo, un joven niño, pierde una de sus piernas, y su amigo el dragón una de sus aletas, podemos ver que a pesar de estas situaciones el paso del tiempo no derrumbó ninguno de sus sueños. Al contrario, hizo nacer en ellos la creatividad y la fortaleza para seguir adelante.

RECONCILIACION SIN REPROCHES
Durante la película se produce un reencuentro muy especial presentándonos una situación no muy habitual en nuestros días: el NO reproche. Cuando todo hacía pensar que se levantarían palabras duras para el otro con motivo de su ausencia por años, una simple caricia y un “seguís tan hermosa como te recordaba” nos hace ver el verdadero valor de una reconciliación.

BUSCAR LA PAZ, DANDO OPORTUNIDADES AL CAMBIO.
Cuando hablamos de Paz, no solo pensamos en la paz mundial y exterior sino en la paz interior que podemos lograr al buscarla. Nuestro protagonista, en toda oportunidad busca alcanzar ambas. Primeramente busca un mundo unido, busca derribar mitos y leyendas en post de la unión entre seres. Cree en todo momento que todos podemos cambiar. Así como lo había logrado con su aldea, que pasaron de cazadores de dragones a amantes de los dragones, el siempre cree que toda persona/ser por más malvada que pueda parecer tiene la oportunidad del cambio. Y no tiene miedo en presentarse delante y hablar ¿Por qué lo hace? Y la respuesta es sencilla. Por nuestra paz interior. Por haber tratado de “gestionar el cambio” y no de creer que otro lo iba a lograr. La paz de disfrutar el camino y no la meta en si. Eso se logra solamente con convicción y esfuerzo. Nadie le regalo nada al protagonista y nadie lo hará con nosotros.

LEALTAD VS DOMINIO    
Una de las escenas finales, una épica batalla entre humanos y dragones, nos ofrece una situación que muchas veces vivimos en nuestra vida cotidiana, la influencia o el dominio de un líder en nuestras vidas. El dragón alfa era líder por naturaleza y tenía un dominio basado en la tradición y el miedo. Al mismo tiempo estaba guiado por alguien a quien no le interesaba su vida, sino estaba interesado en él como un medio para lograr un objetivo. Pero por el otro lado, surge Chimuelo, el dragón de Hipo nuestro protagonista, quien logra salir de la influencia de su líder alfa, gracias al amor, lealtad y confianza brindada por su amigo. ¿Y nuestras vidas? Muchas veces estamos atados a influencias tradicionales y el miedo no nos permite tomar las decisiones correctas. Por eso es importante que abramos los ojos y podemos tener el valor de acercarnos a esas personas que nos brindan su amistad, compañerismo y amor.

Si aún no la vieron, los invito a verla. Si ya la vieron los invito a verla nuevamente. Como mencione al principio de esta nota, es una luz de esperanza en un mundo que va perdiendo los valores. No dejemos que nuestros hijos carguen con las consecuencias de nuestra inaptitud para gestionar el cambio. Luchemos hoy por dejarles un mundo mejor, no esperemos que otro lo haga. Busquemos la paz. Apoyémonos en la amistad, en la familia. Y no aflojemos. Estamos en vísperas de festejar el día del niño y nuestro mayor regalo / legado que le podemos dar, es el no bajar los brazos y perseverar en la búsqueda de un mundo mejor. No seamos egoístas ni pesimistas. Es tiempo de entrenar a nuestro dragón interior.

Solamente les voy a pedir una cosa. Si crees que es posible, si aún crees en esa pequeña luz de esperanza compartí esto, no por mí, ni por la revista, sino por ellos y por nuestro futuro.

Pablo A. Ramos

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...