Cargando...
  1. #Leadership
  2. Publicado: Lunes 01/07/2013

Necesito un cambio

Buscando nuevos horizontes

Necesito un cambio
Este mes la Revista se renovó. Necesitaba un cambio que le permitiera mostrar quién quiere ser y el rumbo que busca tomar. A veces, a las personas nos sucede igual. Sentimos que necesitamos un cambio. No importa relacionado con qué: cambiar de trabajo, retomar esa carrera que por algún motivo postergamos, comenzar a practicar un deporte, bajar esos kilos de más o tomar una decisión que no nos atrevemos. En fin, necesitamos un aire nuevo. Y si bien la necesidad esta clara, se hace difícil poner en acción el motor para transformar ese deseo imaginario en una realidad concreta; como si eso fuera poco, se nos vienen encima una cantidad de pensamientos que nos inmovilizan y nos dejan en un lugar de inacción: “ya esta, si no lo hice cuando tenía 20 años, ¿lo voy a hacer ahora con todas las responsabilidades que tengo?”; “al fin y al cabo mi trabajo no me disgusta tanto”, “comenzar a esta altura de mi vida?”. O peor aún: “Es que yo no puedo, eso no es para mí”, “yo no sirvo para esto”, “que van a pensar lo demás”.

Así como seres hay en la tierra, así hay historias verdaderas y para nada mínimas. Y en algún punto todas esas historias se encuentran: necesitamos un cambio. Un cambio que nos movilice. Necesitamos que algo se despierte, que ese impulso que antes nos movía a ir por lo que queríamos reaparezca, queremos descubrir en nosotros una sensación que nos haga despertar a la mañana y tener ganas de vivir ese día con intensidad, con deseo y con satisfacción. Queremos que esa sensación que tal vez alguna vez estuvo en nosotros, vuelva, con lo cual es probable que solo sea cuestión de ir a buscarla…

Esa fue mi reflexión hace un tiempo atrás cuando decidí reorientar mi profesión y lo que me impulso a ir en busca de ese aire renovador. No faltaron los pensamientos paralizantes, sin embargo, intenté dejar lugar a algunas preguntas que me ayudarían a ver cómo hacer para ir tras mi objetivo.
Me propuse identificar lo que realmente tenias ganas hacer, aquello que en particular me generaba gratificación, algo que despertara ese fueguito interior capaz de arder aunque no me lo propusiera. No fue fácil, pero insistí, busqué y, aún ante la indecisión, tomé decisiones. Dejé la seguridad de lo que estaba haciendo y el primer desafío fué hacerme cargo del vértigo enorme que ello me produjo.

Invertí tiempo, esfuerzo y mucha paciencia, pero sentía en el cuerpo que valía la pena. Una etapa ya había sido superada: buscar, decidir y zambullirme en mi proyecto. Después de un tiempo necesario e inevitable, ese miedo y ese vértigo interior se fueron transformando en seguridad y ganas de ir por más, vislumbrando posibilidades diferentes donde antes no las veía.

Seguramente habrá muchas experiencias similares a la mía. Tal vez alguien se encuentre en la queja angustiosa por no ser considerado en la empresa en la que trabaja, porque el jefe no lo escucha o porque el tiempo no le alcanza. ¡Y vaya si es cierto! Todo ello es tan cierto como también lo es el hecho de que no tenemos el poder para que esas situaciones cambien. Sin embargo, lo que sí tenemos es algo que no nos quita nadie y que es absolutamente propio: la posibilidad de cambiar uno y hacernos responsables de las acciones que sí podemos generar. Al pasado no lo podemos modificar, pero el mañana dependerá de las acciones que yo ejecute hoy, de acciones que abran nuevas posibilidades.

¿Y cómo hago para ver posibilidades donde hoy no las veo?
Siempre que tuve la oportunidad de liderar equipos de trabajo, pensaba que la gente no esperaba de mi que les diga “qué” hacer, sino que los ayude en el “cómo”. Intentaré, entonces, compartir algunas ideas: a veces los cambios se logran con solo modificar nuestras acciones ya que al cambiar nuestras acciones cambiaremos los resultados.

Como decía Albert Einstein, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Parece sencillo, no? Pero atención! Si es tan sencillo ¿qué pasa que pasa que no lo hacemos?

Otras veces, cuando con el cambio de acciones no es suficiente, es necesario revisarnos a nosotros, ir un paso más y modificar nuestra manera de pararnos frente a la realidad para poder generar una acción posible donde antes no la veíamos.

Pero pensemos un poquito más. Cuando otra persona no logra enfrentar un desafío, nos convertimos en expertos analistas y detectamos en cuestión de segundos los motivos que lo limitan. ¿Y cuándo nos toca mirarnos a nosotros? Allí habrá que estar muy atentos a las respuestas internas que nos damos para justificar la inacción. Detenernos y desafiarnos a observar qué más dice nuestra propia justificación.

El primer paso es aceptar que algo tengo que aprender. Y no estamos hablando de cuestiones técnicas, sino aprender a desarrollar competencias que aún no he aprendido.

Aprender no es adquirir nuevos conocimientos sino un proceso donde lo que aprendo lo incorporo y lo transformo en hábito. Este primer paso no es sencillo, requiere aceptar que hay algo que NO SE y muchas veces esto puede herir nuestra autoestima. Sin embargo, es el punto de partida más sólido para comenzar nuestra misión. Eric Hoffer, escritor y filósofo estadounidense, dice en uno de sus libros “En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”.

¡Una vez que me declaro “Eterno Aprendiz” estoy listo para avanzar sin límites! ¿Tarea fácil? No, pero les aseguro que no es imposible.

En lo que a mí respecta, acá estoy, disfrutando de haberme animado al cambio y haciendo lo que me gusta hacer, entre otras cosas, escribirles a Uds.; abriendo desde hoy un espacio de diálogo para compartir aprendizajes, conocimientos y experiencias, intentando contagiar un poco con mi fuego, el fuego de todo aquel que quiera encenderse.
Guillermina P. Ferrari

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...