Cargando...
  1. #Deporte
  2. Publicado: Lunes 01/07/2013

Propulsadas a amistad

Compañeras de logros

Propulsadas a amistad - Entrevista a Fer y Sofi
Tal como nos cuenta Guille en su artículo “Necesito un cambio” el restyling de Revista Iniciar impulsó el refresh de la sección “Correr me inspira”. La idea original que perseguíamos en la columna era comunicar los beneficios y bondades del running, para inspirar a los lectores a “tomar los hábitos”.

Correr me inspira y me hace “transpirar”. Así se llamará el nuevo espacio que nos vinculará a partir de este número.

Antes de presentar a las invitadas, me permito hacerles una aclaración respecto al formato de “transpirar”. La lectura será un primer estímulo que podrán complementar en el mundo online de Revista Iniciar. Allí encontrarán las historias en versión “extendida” para disfrutar junto a los protagonistas.
Apreten “play” y que comience la lectura.

Hola Chicas! Es el momento de presentarse en sociedad…


Hola mi nombre es Fernanda. Soy mamá de 2 adolescentes. También esposa, hija y profesora de música. Y además me encanta correr.

Mi nombre es Sofía, también mamá de dos nenas muy lindas. Disfruto correr, pero mucho más el poder transmitir a otros lo hermoso que es correr. Somos dos mujeres a las que nos encantan los desafíos. Somos muy estrictas con nuestro entrenamiento porque nuestro objetivo es progresar cada día un poquito más.

¿Cómo llegan a correr?


Fer: Yo hice deporte desde siempre. Cuando me mudé a Canning comencé a correr motivada por el entorno. Los espacios verdes de la zona son mucho más agradables que trotar en una cinta. Hay una historia familiar en el inicio. Mi padre se recuperaba de una afección cardíaca y yo quise acompañarlo en su rehabilitación. Ahí comencé a trotar. Pero nunca imaginé que llegaría tan lejos.

Sofi: Nos conocimos en un gimnasio. Las dos veníamos siguiendo las alternativas de la carrera “El cruce de los Andes”. Nos parecía un objetivo inalcanzable, pero ambas coincidimos en trazarnos un desafío de esa magnitud. Empezamos a conocernos, a entrenar juntas…

A partir del running nació la amistad…


Fer: Si, y lo más lindo es que crece día a día. Porque no es fácil sostener un equipo. Ya son tres los “cruces de los Andes” que hemos corrido y cuando regresamos de cada carrera, nos preguntan: ¿cómo fue el equipo?

Es que me imagino que la exigencia que propone este tipo de competencia, pone a prueba la relación…


Sofi: En una carrera larga, con etapas de 5 a 6 horas. Hay momentos en que una está mejor que la otra. Ahí es fundamental brindar ayuda y motivar al otro a seguir.

Lo que cuentan es muy interesante, porque es un reflejo de la vida misma. ¿Cómo hacen dos mamás, con una vida social activa, con tantas responsabilidades para encontrar tiempo para entrenar?


Fer: Yo en lo personal armo mi agenda y establezco los huecos diarios para el entrenamiento. En general, trato de dejar libre dos mañanas. Esos días entrenamos juntas. Los fines de semana, madrugamos para salir a correr y volvemos temprano para cuando la tropa se levanta y compartir el desayuno o cualquier otra actividad.

Sofi: Cuando uno empieza a correr piensa: no voy a tener tiempo!!! Cuando te das cuenta que va en serio, organizás las cosas al revés: de 7 a 8 entreno y luego veo el resto. Entrenar se transforma en una prioridad.

Fer: Hoy estamos con los tiempos tan controlados que nos llamamos antes de salir a entrenar, ponemos un punto en común y sabemos que en tantos minutos allí estaremos.

¿Corren con música?


Sofi: Cuando hacemos “fondos” o corremos distancias muy largas, charlamos. Hacemos de psicólogas, queremos arreglar el mundo. En verdad, la pasamos muy bien. Cuando el entrenamiento es individual, yo voy con música especial para correr, con ritmos pre establecidos para exigirme.

Fer: Cuando estamos en carrera, no escuchamos música ni se conversa. Estamos muy atentas y concentradas con lo que le sucede a la otra. Y también con lo que la naturaleza nos propone.

Sofi: Nos ha pasado entrar en un bosque y el silencio es algo que uno tiene que escucharlo, sentirlo.

Fer: Tal vez sabemos que la llegada esta próxima a un lago, a una cascada. Hay que estar atentas a cada sonido. La pisada en la nieve, en la arena volcánica, la pisada en la sal…

¿Cómo es eso de la sal?


Sofi: En el Raid de los Andes corrimos a 3500 metros sobre el nivel del mar, sobre una salina. El tema de la altura hace que te falte el oxígeno. El agua de la salina, hace que se te pegue a la piel, quedamos blancas, casi petrificadas. Igual, con el paso de los kilómetros te vas acostumbrando.

Ahora es donde todos se preguntan ¿para qué corren si la pasan tan mal?


Sofi: Pasa que llegar después de un desafío tan complicado, con dificultad en el terreno y el clima, te llena de euforia, de energía. Es una satisfacción personal tan grande que te vale el esfuerzo. Te eleva la autoestima. Nos emocionamos, pensamos en nuestras familias. Es un sentimiento único.

Fer: Es que atrás de cada una de nosotras hay un montón de gente que nos apoya, que nos banca. En el último “cruce de los Andes” las dos fuimos con las familias y al cruzar la meta lo hicimos con una bandera en agradecimiento a ellos.

¿Qué beneficios conlleva el correr?


Fer: En mi caso encontré fuerzas. Tiene que ver con la espiritualidad, con una energía que te carga para el resto del año. Si bien uno termina cansado después de una carrera, lo que fluye adentro es único. Es un cambio que lo percibe la gente que te rodea. Es la alegría por la misión cumplida.

Sofi: Cuando uno empieza a correr busca un cambio en lo físico. Yo venía de tener a mis hijas y me sirvió correr para ponerme en forma. Pero eso después queda en un segundo plano. Te sirve para desenchufarte, te desestresa. Proyectas el día de otra manera.

¿Cómo conviven la pasión por correr y los esposos?


Fer: Con mi marido corremos a modo de entrenamiento. Me acompaña a las carreras porque respeta mi espacio. Sin ese apoyo no podría. También las chicas, que crecieron en un ámbito donde mamá se va una semana a correr (risas).

Sofi: Mi marido corre a su ritmo y tiempo. No entrena tanto como yo. Aunque se propuso hacer el “cruce” y lo logró. Nunca corrimos una carrera juntos.

¿Cuál fue la última experiencia?


Sofi: Vengo de correr de España, Barcelona, más precisamente en Sitges. Nosotras siempre corremos juntas carreras de aventura. Pero nos propusimos hacerlo solas, cada una por su lado. La verdad que me encantó la experiencia y España. Conocer otros corredores, cómo se preparan, cómo se alientan. El día de la carrera había llovido mucho. Corrí con mucho frío y barro. Me fue muy difícil. Creí que no iba bien. Me faltaba mi compañera, aunque llegué 3ra. en la categoría.

Fer: Yo también tuve mi experiencia de correr sola. Y casi de manera simbiótica las condiciones eran las mismas: mucho frío y lluvia. Lo hice en Sierra de la Ventana (Villa de la Ventana). Si bien me había preparado muy bien, llegué solo a correr 11k porque al pasar por un viñedo salió un perro y me mordió la pierna derecha. No pude seguir. Justo atrás mío venía un corredor que era un médico y recibí la primera asistencia. Luego llegaron los organizadores de la carrera y por precaución no me dejaron seguir. Me trasladaron a un hospital donde recibí sutura. Después de 10 años fue la primera carrera que no terminé.

¿Cuál es el próximo desafío?


Sofi: Estamos con ganas de arrancar carreras de “ultra trail”. Experimentar con distancias de 80 o 90k. La idea es proponerse retos cada vez más difíciles. Es que una se siente tan bien cuando estas corriendo en la montaña por 5, 6 horas, que te crees que sos una súper mujer!

Para terminar: ¿qué les dirían a quienes están con la inquietud de empezar a dar sus primeros pasos?


Fer: Yo les diría que es más vida. Es como tener el motor en marcha, sentir el aire y el sol, los aromas. Esos paisajes gigantes te hacen sentir lo chiquito que somos. Vale la pena estar ahí en medio de la montaña y toda la naturaleza.

Sofi: Realmente es un estilo de vida que involucra mucho más que correr y entrenar. Es comer y alimentarte naturalmente. Te sentís que llevas una vida muy saludable. Te levantás a las mañana sabiendo que vas a hacer algo por vos misma. Es lo mejor que les puede pasar.

Galería de imágenes

Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad
Propulsadas a amistad

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...