Cargando...
  1. #Sexo y Pareja
  2. Publicado: Martes 14/02/2017

¡Que sea un eterno San Valentín!

La rutina no debe causar un efecto contraproducente en las parejas que llevan años. Por eso es importante alimentar el deseo y vivir la cotidianidad como si todos los días fuera San Valentín.

¡Que sea un eterno San Valentín!

“Esperá que convivan unos años y vemos”, resuena una y otra vez como estigma para los recién casados. Pese a que queremos hacer caso omiso a la premisa casado = nunca más intimidad, sabemos que vamos a tener que lidiar con la rutina del amor.

San Valentín nos une en una cena romántica, regalos y mimos adolescentes, ¿pero qué pasa con el resto del año? La magia del deseo comienza a desvanecer cuando tenemos la alianza puesta y la seducción parece esfumarse cuando ya creemos tener al otro atado a nuestro lado. Pero la pareja se construye cada día.

Una de las quejas más comunes de los matrimonios de hoy en día es: ¡No tengo tiempo ni ganas! Entre el trabajo, los niños y sus actividades, las obligaciones de la casa, las horas de televisión y el gimnasio, el sexo queda relegado. Con suerte llegamos con ánimo al domingo y con el tiempo pasan hasta varios meses sin lograr encontrarnos. ¿Qué hacemos?

1- Poner un día para encontrarnos (jueves por ejemplo). Programar un encuentro no tiene nada de malo, todo lo contrario. Lo ubicamos dentro de la agenda y esa noche los niños se quedan con la abuela, el teléfono se desconecta y la televisión no se prende.

2- Durante el día, es ideal enviar algunos mensajes hot. Una foto sexy alimenta el deseo.

3- Como el primer encuentro de la pareja y con gente aun alrededor, susurrar al oído (sin que nadie lo note). Genera nuevamente esa pasión de los primeros encuentros y despierta el buen humor.

4- ¡Llevar la cena a la cama! Algunos días se destinan al picnic sexual. Comemos, tomamos, conversamos y nos miramos a los ojos. Entre las sábanas, con un mantel, como si fuera al aire libre. Debemos cambiar el hábito de acostarnos para ver una película sin siquiera mirarnos y terminar dormidos del cansancio.

5- Activá la “Cajita feliz”. Hoy día hay muchos productos alimentan la pareja. Ya no son vistos como necesidad por una falta, sino como un condimento que despierta y promueve nuevas sensaciones aun con esa persona que te acompaña hace tantos años. Perfumes con pheromonas, aceites para masajes, chocolates comestibles y tantos otros que nos permiten innovar y desinhibirnos.

 

Recordá que para activar la seducción y el deseo debemos volver a lo lúdico, la complicidad, la risa y alejarnos un poco para vernos mejor. Podemos caer en la queja de la rutina o accionar cambiando posiciones, lugares, aromas y palabras. Todo depende de nuestra voluntad y permiso ¡Pero hay que accionar!

Si damos nos cuenta de la gran ventaja de vivir con una persona que ya nos conoce de memoria podemos jugar, experimentar y divertirnos con nuestras fantasías. En fin, podemos crear un compañero que nos regale un San Valentín diario.


Para más información

Isabellina

Mariela Tesler

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...