Cargando...
  1. #Sexo y Pareja
  2. Publicado: Sábado 08/10/2016

Cuidarse es quererse

Proteger el cuerpo en todo momento es fundamental para la salud y también el disfrute. Podemos encontrarnos con situaciones confusas pero siempre debe estar presente el uso de la protección ante un encuentro íntimo.

Cuidarse es quererse
Luego de tantas campañas nacionales bajo el concepto “Cuidarte es quererte”, gran parte de la población comprendió que la protección del preservativo es fundamental para cualquier relación sexual. Más allá de un embarazo no deseado, los contagios de las ETS (enfermedades de transmisión sexual) pueden reducirse o evitarse con su correcta colocación.

A pesar de la ingesta de la pastilla o el DIU, muchas mujeres adoptaron la postura de llevar protección en la cartera, exigiendo con suma seguridad un ¡stop! en la previa. Ya no es extraño que ella también compre o tenga sus condones entre los cosméticos.
Si el acuerdo de su uso es compartido, se avanza en la cama con disfrute y el preservativo pasa a un segundo plano. El problema reside cuando la pareja casual se enoja cuando se pide su incorporación como una exigencia para seguir avanzando (como si se tratara de una ofensa el cuidado del cuerpo).

El uso de palabras mágicas mediante el halago, el mimo y la fantasía, fomentan a la confusión en un momento tan íntimo. Excusas tratan de convencer de que su uso realmente no es importante para esa ocasión.

Las enfermedades no acusan clase social o educación. Pero cuando el deseo es más fuerte que la razón, terminan convenciendo a quien estaba tan segura que jamás iba a tener una relación sin condón. Por darle el gusto, por las propias de ganas de seguir avanzando o por un autoestima baja, terminán accediendo. Ya estás inmersa en el juego, pudiste distraer los pensamientos en un momento de éxtasis y sin darte cuenta ocurrió…

Luego del orgasmo sin protección deviene la culpa y el acuse doloroso del por qué no tomaste recaudos.

Más allá de toda la comunicación e información que existe hoy en las redes sociales, hay que reforzar el concepto de cuidado. Como parte de nuestro bienestar es tan importante como querer pasarla bien. Una noche de sexo seguro nos preservará brindándonos días de tranquilidad y alegría. Nunca olvides que, cuidarte es quererte por lo que debes preservar tu propia salud.

Mariela Tesler

ENCUESTASemanal

ENCUESTASemanal

Se viene el último cuatrimestre y el verano se acerca... ¿Cómo te preparás?

TEPUEDEInteresar

TEPUEDEInteresar

Cargando...